domingo, 11 de julio de 2010

No todo es de color rosa...

Qué bonito es todo cuando las cosas nos van bien. Cuánta felicidad ¿verdad? Vemos el futuro que cualquier persona desea, con un buen trabajo, una familia maravillosa y una persona al lado que te quiere más que a su propia vida. ¿Qué más pedir?
¡Aish!, si todo nos fuese bien desde que vemos la primera luz de la vida hasta la última, si no tuviésemos problemas con nuestra familia, nuestros amigos, si todas las personas de este pequeño gran lugar fueran felices, si los seres humanos fueran inmortales, si las promesas que alguien nos hiciera de pasar su vida a nuestro lado hasta el fin de los días fuesen reales, si los problemas económicos o sociales no existiesen...
Si todo fuese así... ¡VIVA LA PEPA! ¿verdad?
Pero lamentablemente la vida nos ha enseñado que hay obstáculos de todo tipo, algunos que con un pequeño salto podemos olvidarlos y otros que tenemos que dejarnos el alma para superarlos.
Aún así, por muy marcados que dichos obstáculos nos dejen, debemos seguir avanzando y continuando nuestra vida, pues la vida nos empuja hacia adelante... sin prisas.
Todos los obstáculos de mi vida me han hecho saber que todo lo que empieza, acaba. Y más si es algo bueno. Si no acaba por cualquier motivo, acabará con la muerte, pero TODO, acaba.
Cuántas cuestiones las que nos hacemos a medida que pasan los días de nuestra vida...
¿Para qué levantarnos si nos volveremos a acostar?, ¿para qué vivir si moriremos tarde o temprano?, ¿para qué empezar algo si acabará de cualquier manera?...
No más que una conclusión, disfruta mientras puedas, vive hoy sin pensar en el mañana.

2 comentarios:

  1. ¿Para que levantarme si todo va aseguir siendo igual?
    Esa pregunta me la hago yo todos los días^^

    ResponderEliminar